Fecha: 5 septiembre, 2016

El estudiante y la investigadora recibieron este lunes el premio ‘Cascajo’, que reconoce su trayectoria y pretende servir como incentivo y poner en valor el papel de estudiantes, educadores y padres de Laguna de Duero

El salón de actos del Ayuntamiento acogió, durante la tarde de este lunes, la ceremonia de entrega de los premios ‘Cascajo’, que en su primera edición han recaído en el estudiante Carlos Gandiaga Calero y la investigadora María Mondejar. Los galardones, que se han creado por iniciativa del grupo político Ciudadanos y a través de la concejalía de Educación, fueron entregados por el alcalde, Román Rodríguez, y el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, en un acto que contó además con la actuación de la orquesta de cámara de la banda municipal de música y al que acudieron representantes de prácticamente todos los grupos municipales.

«El éxito de estas personas es un reconocimiento a la labor de todos: alumnos, padres y educadores», afirmó durante la presentación del acto la concejala de Educación, María Luisa Cortijo, quien incidió en la importancia del papel de la escuela pública en la formación de las nuevas generaciones. «Ojalá puedan quedarse aquí, es una pena que tengamos que exportar nuestros talentos», afirmó Cortijo. En representación del profesorado destacó la presencia de Isabel Montero, la directora del IES María Moliner, el centro en el que ha estudiado el premiado Carlos Gandiaga.

El lagunero recibía el premio a la excelencia como mejor estudiante de Secundaria y Bachillerato del año. Gandiaga, que ha obtenido recientemente una Beca Europa -siendo el único estudiante de Valladolid en lograr este mérito- ya se convirtió en noticia anteriormente al convertirse en uno de los 100 seleccionados de todo el país por la Fundación Amancio Ortega para estudiar un curso completo en Canadá. Acompañado de su familia y amigos, el estudiante agradeció que «desde las instituciones se valore el papel de quienes estamos formándonos de esta manera».

Por su parte, la investigadora María Engracia Mondejar no pudo estar presente en la entrega al encontrarse en Suecia, precisamente donde reside al trabajar en la Universidad de Copenhague. En su lugar recogió el galardón su padre, Jesús Mondejar Guerrero, quien también se mostró agradecido al Consistorio. La lagunera, a la que ha ido destinado el premio a la mejor trayectoria investigadora y profesional del año, ha destacado recientemente al obtener uno de los premios ‘Green Talent’ de Alemania, además de despuntar gracias a un currículum lleno de referencias a su paso por centros de investigación con solera como el National Institute of Standards and Tecnology (Estados Unidos), la RUHR Universität Bochum (Alemania) y Lunds Universitet (Suecia).