Fecha

La corporación al completo prioriza la salud de los vecinos y considera que una limitación del aforo al 30% hacen “casi inviable” la posibilidad de apertura, aunque continúan trabajando por si las circunstancias cambiasen en las próximas semanas

La corporación del Ayuntamiento de Laguna de Duero al completo ha llevado a cabo estos días el debate sobre la conveniencia de la apertura de las piscinas municipales esta temporada de verano. La entrada a la fase 2 permitiría tomar esta decisión, cumpliendo, eso sí, “unas normas sanitarias muy exigentes, con una limitación del aforo de la instalación al 30%, lo que hace casi inviable la posibilidad de apertura”. Tal y como se ha comunicado desde el Consistorio, todos los grupos políticos tienen claro “que debe primar la salud de los vecinos antes que cualquier otro criterio de oportunidad y conveniencia personal o política”. Por ello, prevén que las piscinas municipales permanecerán cerradas este verano.

“La prioridad deben ser las personas y garantizar su salud evitando en la medida de lo posible los tan temidos rebrotes y es nuestra responsabilidad intentar evitar en la medida de nuestras posibilidades que lo que ha ocurrido hasta ahora no vuelva a producirse”, apuntan los grupos políticos, quienes insisten en que “somos conscientes de que la decisión no es fácil y que sea la que sea no vamos a agradar a todos, pero la tomaremos a la vista de las actuales circunstancias y atendiendo exclusivamente a criterios sanitarios”.

“La situación de pandemia que todavía hoy seguimos padeciendo obliga a tomar decisiones excepcionales que no siempre son del agrado de todos. Este es un asunto de emergencia sanitaria global que no distingue de colores políticos ni de clases sociales ni razas ni de religiones o credos. Es un tema que afecta directamente a las personas y su entorno familiar”, apuntan desde el Ayuntamiento.

“Aun hoy hay personas en las UCIS de nuestros hospitales que se debaten entre la vida y la muerte, aunque afortunadamente las cifras van bajando paulatinamente hay que recordar las cifras de fallecidos en los tres últimos meses, incluyendo un gran número de personal sanitario que se han entregado en cuerpo y alma a cuidar a miles de afectados arriesgando literalmente su vida y la de sus familias y aun hoy no han podido descansar ni relajarse porque la situación no se ha superado completamente”, añaden.

En cualquier caso, desde el Consistorio, se informa de que, en vista de que la situación cambia día a día y en aras de la prudencia, “vamos a seguir trabajando en el acondicionamiento y preparación de las instalaciones, por si las nuevas condiciones sanitarias permitiesen su apertura”. Una apertura que, advierten, “en ningún caso se produciría antes de la primera semana de julio”. De la decisión adoptada definitivamente se informará próximamente.