Fecha

Con la intención de garantizar el bienestar de niños y adolescentes en situación de riesgo, el Consistorio facilita varios canales telemáticos para prestar ayuda

Con la premisa de que la actual crisis económica y social puede “generar situaciones extrañas y desconcertantes entre las personas, y en concreto, entre las familias”, el Ayuntamiento de Laguna de Duero, a través de sus Servicios Sociales, pone en marcha varias vías para evitar los conflictos familiares y proteger a los menores en situación de riesgo.

“El confinamiento obliga a pasar mucho tiempo juntos en familia, lo que permite nuevas oportunidades de relación entre sus miembros, a reinventarse, ofrecer tiempo de calidad, fomentar la creatividad y la solidaridad con quienes vivimos: madre, padre, pareja,  hijos e hijas…pero también, y no lo podemos negar, a lo largo de todo este proceso pueden surgir momentos de crisis y especial dificultad que conlleven problemas de convivencia”, apuntan desde el Consistorio. En este sentido, se insiste en que “incluso pueden aparecer reacciones de no buen trato o incluso de maltrato, más aún si hay otros problemas en casa, de comunicación, laborales, económicos,  salud mental, discapacidad…”.

Para prevenir estas situaciones, el Consistorio ha puesto en marcha a su equipo de profesionales en Servicios Sociales, trabajadoras sociales y psicólogas, para que puedan valorar de forma específica cada situación individual y familiar y ofrecer alternativas concretas al momento actual que se esté viviendo a través de apoyo social, económico, educativo y psicológico. Para disfrutar de este servicio está disponible el teléfono 983 54 27 54 en horario de 8:00 a 20:00 horas de lunes a viernes. Llamando, por tanto, a este número, se recogerá cada demanda y se derivará a los profesionales correspondientes.

Asimismo, y para prevenir situaciones de riesgo de maltrato que puedan sufrir niños o adolescentes, la Fundación ANAR ha reactivado su chat y su mail para escuchar a aquellos adultos que necesiten asesoramiento sobre sí mismos o sobre otros adultos o menores y para los propios niños, niñas y adolescentes. “En un contexto actual de confinamiento, convivir con quien te agrede o con quien no te cuida eleva exponencialmente el nivel de desprotección de los/as niños, niñas y adolescentes”, apuntan, destacando que este mail y chat son gratuitos, confidenciales y anónimos. Al otro lado de estas líneas, que están disponibles de lunes a domingo de 10:00 a 24:00 horas, en www.anar.org, se encuentra un equipo de psicólogos y psicólogas.

Desde el Ayuntamiento se pide, además, que si se conoce alguna situación de posible maltrato infantil, existen varias alternativas para notificar dicha situación a los organismos encargados de actuar. En este sentido, ante situaciones en las que se esté produciendo un riesgo inminente y actual para la vida o la integridad física del niño, niña o adolescente, se pide que se llame al teléfono de emergencias 112. Para el resto de situaciones en las que no haya peligro o riesgo inminente, se puede telefonear a Servicios Sociales (CEAS) en el número 983 54 27 54 o se puede contactar electrónicamente las 24 horas del día en esta dirección de Internet.