Fecha: 31 marzo, 2021

Prospera la propuesta presentada por Vox, con la que se pide al ejecutivo que dialogue con las autonomías y las organizaciones agrarias para implantar un procedimiento de control que «permita preservar la actividad ganadera a la vez que se conservan los recursos naturales»

El debate en torno a la protección especial del lobo ibérico se coló, este martes, en el pleno ordinario de marzo del Ayuntamiento de Laguna de Duero. En esta sesión, el grupo municipal Vox presentaba una moción «en defensa de la ganadería y en contra de la decisión de incluir al lobo en el listado especial de especies protegidas». Según la propuesta de María Isabel Pérez, «el último censo regional da una cifra del 20% más de manadas, unas poblaciones que crecen de la misma manera que los ataques al ganado, registrándose en 2019 4.000 reses muertas». En la moción se hacía hincapié en la importancia económica de las explotaciones ganaderas a la hora de retener población en áreas rurales, además del «peligro» que supone, «para los niños y mascotas», la presencia de estos animales.

Considerando que el mundo ganadero sufre pérdidas económicas derivadas de los ataques de esta especie, y que «la voz unánime del sector se ha escuchado el pasado viernes 19 en Valladolid», desde Vox consideraban que «el lobo tiene que estar, pues es una joya biológica y es beneficioso, pero tiene que estar controlado». Por ello, la moción planteaba «reconocer y poner en valor» al sector agrario, manifestar el apoyo expreso a sus organizaciones profesionales -tales como Asaja, la Alianza UPA-COAG, la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) y URCACYL- y, por último, instar al Gobierno de España a que «reconsidere la propuesta del MITECO y elimine la inclusión del lobo ibérico en el listado de especies silvestres en régimen de protección especial». De la misma manera, se pedía al ejecutivo que «reconduzca las actuaciones, iniciando un diálogo con las comunidades autónomas y con las organizaciones agrarias para implantar un procedimiento de control que permita preservar la actividad ganadera a la vez que se conservan los recursos naturales».

La moción, que se sometió a ratificación a través de voto individual, prosperó con el voto favorable de la concejal de Vox y de los cuatro concejales del Partido Popular (5 votos favorables), así como las Abstenciones (13) del PSOE, de Ciudadanos y de seis de los siete concejales de Independientes por Laguna. IU-Podemos y el concejal restante de IL votaron, por su parte, en contra (3 votos en contra).

En el debate, tanto Ciudadanos como Independientes por Laguna consideraron que el pleno municipal «no es el lugar donde debatir esta moción», considerando que «no tenemos poder de decisión» y anteponiendo, eso sí, «su apoyo a los ganaderos, especialmente a los de Laguna». Por su parte, desde el PSOE se criticó que «muchas justificaciones de la moción son erróneas» y desde IU-Podemos se posicionaron en contra señalando que «es una moción de exterminio y muerte, ya que considera que la manera de defender la biodiversidad es matar al lobo ibérico».