Fecha: 29 abril, 2014

El pleno municipal aprueba por unanimidad la propuesta, presentada por el grupo socialista. El equipo de Gobierno asegura que no se ha detectado ningún caso de necesidad en Laguna a pesar de la mala situación económica, pero garantiza su compromiso.

Los grupos políticos municipales se han puesto de acuerdo en priorizar la ayuda directa para las familias en el caso de que se produzcan situaciones de necesidad. La iniciativa surgió durante el pleno de este martes, a raíz de una moción presentada por el grupo socialista referida a “medidas para luchar contra el aumento de la pobreza y la exclusión social”. En el texto, la concejala Margot Rodríguez pedía “acciones prácticas” al entender que, existiendo cerca de 2.000 parados, la necesidad era acuciante en el caso de muchas familias de la localidad, y que esta podría traducirse en “casos de malnutrición en niños”.

Todos los grupos han aprobado la moción, aunque el equipo de Gobierno ha puntualizado algunos aspectos, afirmando que “después de haber contactado con asociaciones de alumnos, los servicios sociales e incluso directamente con los centros escolares, se puede confirmar que no existe tal problema de malnutrición en menores”. No obstante, el grupo popular ha garantizado que se destinarán partidas específicas en el supuesto de que aparezcan casos. En palabras de Alfredo Fadrique, concejal de Educación y Cultura, “el Ayuntamiento no va a consentir que ningún niño pase hambre en Laguna”.

Acalorado debate en torno al proyecto Cityfied

El debate en relación al proyecto de eficiencia energética de Torrelago ha estado presente en el pleno, después de que tanto el concejal de IU, Jesús Salamanca, como la de UPyD, Rocío Garrido, presentasen sendos ruegos para exigir asambleas informativas y transparencia, aludiendo a la “tensión” existente entre algunos vecinos que se oponen al plan. El equipo de Gobierno ha recordado que es un mero socio necesario en el proyecto y que ha vertido toda la información de que dispone, pero que “sigue insistiendo e insistirá en que se celebren las reuniones informativas que sean necesarias antes del 20 de mayo”.

Enrique Fernández, portavoz del grupo popular y concejal delegado del proyecto, ha vuelto a incidir en que “los problemas entre vecinos se resuelvan en las comunidades”, ha recordado que “las votaciones celebradas en su día aprobaron el proyecto con una abultada mayoría del 83% y ha insistido en que “el Ayuntamiento no va a entrar en roces vecinales”. En este último punto se ha referido a un grupo de cerca de una veintena de vecinos, que han acudido al pleno y tras manifestar sus quejas de forma airada lo han abandonado en señal de protesta.