Fecha: 28 junio, 2021

Desde el Consistorio no se ha realizado acto oficial al respecto, si bien la gran mayoría de los grupos municipales se han adherido al manifiesto de la FEMP argumentando que «ser diferente no es un problema»

Este lunes, 28 de junio, se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBI, y el Ayuntamiento de Laguna de Duero ha lanzado un comunicado señalando que, como institución, «se reafirma un año más en su compromiso de lucha por la igualdad efectiva de trato, de oportunidades y de derechos de este colectivo», tal y como se ha manifestado desde el propio Consistorio. Además, el Consistorio continúa «apoyando y reivindicando la diversidad sexual y la libertad de elección de la identidad de género, bajo el lema ‘Ser diferente no es un problema'». Este lema es el que reza en la pancarta instalada en el balcón consistorial.

La FEMP, en su manifiesto, al que se suscribe el Consistorio lagunero, señala: “Los derechos de las personas LGTBI están protegidos con arreglo a la legislación internacional sobre derechos humanos en vigor, aunque se precisan a menudo medidas concretas para garantizar que las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGTBI) disfruten plenamente de los derechos humanos. Las personas LGTBI tienen los mismos derechos que todas las demás; no se crean nuevos derechos humanos para ellas ni ninguno de ellos tiene que negárselos.”

Por otro lado, el grupo municipal socialista de Laguna de Duero ha publicado un vídeo en sus redes sociales mostrándose crítico con el hecho de que desde el gobierno local «no se haya celebrado ningún tipo de acto» en relación con la celebración del Día del Orgullo LGTBI, bajo el título «La derecha gobierna Laguna y se olvida del colectivo LGTBI».

El grupo municipal Vox, por su parte, votó en contra de la declaración institucional en conmemoración con el Día Internacional del Orgullo LGTBI y es el único que se ha mostrado en contra de que el posicionamiento del Consistorio en este sentido sea unánime. Su portavoz ha solicitado formalmente al Ayuntamiento que se retire «con carácter inmediato» dicha pancarta al considerar que «no resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente».