Fecha: 30 marzo, 2016

Las cuentas municipales alcanzan un remanente positivo que el equipo de gobierno atribuye a la contención del gasto y que se destinará a liquidar el pago a proveedores y a la recuperación del patrimonio de Prado Boyal

A escasas semanas de la aprobación de los presupuestos municipales para este año y tras el Pleno ordinario de marzo, el equipo de gobierno ha anunciado este martes que las cuentas municipales han cerrado el ejercicio de 2015 con un superávit de casi dos millones de euros. En concreto, la liquidación deja como resultado un total de 1.998.648 euros, que según el gobierno local se destinarán a liquidar el plan de pago a proveedores solicitado durante la anterior legislatura, que tendrá un coste de aproximadamente 1.325.000 euros, así como la liquidación de otro préstamo de algo más de 20.000 euros.

«A partir de entonces podremos estudiar en qué invertir este dinero», han afirmado en rueda de prensa el alcalde, Román Rodríguez, y el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, quienes estudian emplear los 600.000 euros restantes de este superávit para financiar la recuperación del patrimonio de la sociedad Prado Boyal. Según el gobierno local, que presentó recientemente una oferta municipal de 943.000 euros por la globalidad de este patrimonio, «este pago podría hacerse con financiación afectada sin necesidad de endeudar al Ayuntamiento, o pidiendo un crédito de menor cuantía gracias a estos 600.000 euros».

Precisamente este asunto es, junto al convenio de depuración de aguas con el Ayuntamiento de Valladolid, el que determinará los presupuestos para este 2016, que se someterán a la aprobación del pleno municipal en unas semanas. «A partir de ese momento y ahora que el superávit nos lo permite pediremos, si es necesario, una póliza de crédito para acometer las inversiones que decidamos, entre ellas las acordadas en el pacto suscrito entre socialistas e independientes», afirman.

Optimismo ante las cifras

«Parece ser que no gestionamos tan mal como se dice», afirma Biosca, quien encuentra explicación al remanente positivo en «una reducción considerable del gasto». En este sentido, el equipo de gobierno afirma haber limitado el dinero destinado en sueldos de la corporación, en la partida de prensa y publicidad y en litigiosidad municipal, que, añade, «se ha reducido en un 80%». Por otro lado, tanto Rodríguez como Biosca consideran que «aún así se han acometido inversiones como la adquisición del coche de la policía, la caldera de la Casa de las Artes o diversas obras en todo el municipio, gastando el dinero público en cosas verdaderamente útiles para los ciudadanos».

Renovación y arreglo de las piscinas municipales antes del verano

El gobierno local anuncia que se llevarán a cabo próximas inversiones, aunque «se decidirán cuando se tenga clara la cantidad de dinero disponible definitivamente sobre la mesa». Entre los objetivos marcados desde el inicio de la legislatura por PSOE e IL está la Casa de la Juventud o la reparación del Polideportivo municipal, aunque, por el momento, la única inversión que se ha confirmado es la reparación de las piscinas municipales, que según el equipo de gobierno tendrá arreglados todos sus vasos y duchas antes del verano. En total, se invertirán 100.000 euros para estas obras, que incluyen el arreglo de la valla perimetral y la mejora de la zona deportiva, proyecto en el cual trabajarán personas contratadas por el CEAS y la Junta de Castilla y León.