Fecha: 18 octubre, 2014

Se rebajará el tipo de gravamen del IBI al 0,462, reduciendo el coeficiente de 0,490 de 2014 y 0,509 del 2013. Mientras, se mantienen las bonificaciones en el ICIO para emprendedores en adaptación de su local y en el impuesto de circulación (IVTC) se bonificará a los vehículos híbridos un 50% y a los eléctricos un 75%

El equipo de Gobierno de Laguna de Duero acaba de anunciar que congelará todos los impuestos, tasas municipales y precios públicos para el año 2015. Según un comunicado del Ayuntamiento, la prestación de servicios municipales con principios de eficacia y eficiencia permiten que para el próximo año las arcas públicas absorban el incremento del coste de la vida (IPC), como por ejemplo el de la electricidad y el resto de suministros, sin subir los impuestos ni las tasas municipales, que se volverán a congelar como ya se hizo en 2014.

El alcalde, Luis Minguela, ha destacado que «estamos realizando una política económica totalmente responsable. No gravaremos con subidas de impuestos y tasas a los vecinos. Nuestro objetivo es ahorrar y conseguir que el remanente líquido de tesorería pase a estar a cero, y así poder recuperar el capítulo de inversiones que se ha perdido en los últimos años. Continuamos incluyendo un buen número de bonificaciones a personas y familias en situaciones complicadas afectadas por la crisis».

De esta manera, desde el Consistorio se anuncia que el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) está bonificado para casi el 80% de empresas o autónomos del municipio, en torno a 1.400 de las 1.600 actividades que están dadas de alta. Asimismo se mantiene la bonificación del 50% del ICIO en reformas o ampliaciones de locales donde vaya a desarrollarse la actividad económica. También se mantendrá el apoyo medioambiental con la bonificación a vehículos eléctricos (75%) e híbridos (50%) en lo relativo al impuesto de circulación (IVTM).

El concejal de Servicios Económicos, José Gregorio Mongil, ha aclarado que «en el IBI el Ayuntamiento rebajará el tipo de gravamen al 0,462 en el año 2015, reduciendo el coeficiente del 0,490 en 2014. Con lo cual, durante 2015 en general y de media los vecinos van a pagar el mismo IBI que este año, al igual que ocurrirá con el resto de impuestos y tasas. Sobre todo el esfuerzo de todos los vecinos durante ejercicios anteriores ha hecho posible la adopción de estas medidas. Todo ello, unido a una buena gestión económica, han logrado que la demora en los pagos a proveedores y empresas así como el déficit desaparezcan».