Fecha: 10 mayo, 2015

La prueba automovilista que arrancó en Laguna de Duero contó con la participación de cerca de 40 coches, 12 de ellos de velocidad, que sirvieron para hacer las delicias de un público entregado a una cita clave dentro del mundo de las cuatro ruedas en nuestra región.

Definitivamente Alberto San Segundo parece dispuesto a romper records de imbatibilidad en el Rallye Ciudad de Valladolid. Nada menos que quinta victoria consecutiva para el abulense, esta vez con Eva Navas de copiloto. Este año su principal rival por tiempos fue Mariano Colino; San Segundo dominaba aunque con una exigua ventaja que se reducía a la nada a mitad de rallye. Problemas de descebe de la bomba de gasolina en el Mitsubishi Evo IX del actual campeón regional hicieron que llegaran a la asistencia del mediodía empatados a tiempos. Por desgracia para la emoción de la carrera, en el sexto tramo de la jornada Colino se salía golpeando fuertemente la parte trasera de su Mitsubishi y aunque lograba volver a la asistencia de Dueñas, los daños en su coche eran lo suficientemente importantes como para obligarle al abandono.

El vallisoletano Juan José Abia, con Alfredo Álvarez a su derecha, heredaba así la segunda posición con su espectacular Porsche 911 GT3 2010 aunque para entonces la ventaja de San Segundo al frente de la prueba era poco menos que insalvable, como se demostró después. Terceros en meta fueron los abulenses Alberto Jiménez y Alberto Martín con su veterano Seat Ibiza, autores de un rallye muy regular que les permitió pisar podio en la Acera de Recoletos con solo seis segundos de ventaja sobre César Tomé y José María Prieto con su BMW M3 Compact. Otro de los animadores del rallye, el madrileño José Sánchez también se vio obligado al abandono tras un fuerte accidente con su Mitsubishi en el fatídico tramo número seis. En las posiciones quinta sexta y séptima pleno pucelano. José Antonio y Francisco Javier Martín eran quintos con otro Mitsubishi, seguidos por dos Fiat, el Punto Abarth de Carlos González Lozano y Pío Antonio Bravo en la sexta posición y el Panda 100 HP de Carlos González Marín y Héctor Vicente Cruz en la séptima.

Por lo que respecta al apartado de Regularidad reservado para vehículos clásicos, que en esta ocasión superaban en número a los coches más modernos de Velocidad, otra nueva victoria para el imbatible Porsche 928 S4 de Ángel Represa y Antonio Represa. Tan solo 50 puntos de penalización acumulada le valieron una nueva victoria en el Rallye de Valladolid con 27 puntos de ventaja sobre el Volkswagen Sirocco de Eduardo Martín y Gemma Almeda. Algo más lejos, con 108 puntos se clasificaba el segoviano José Antonio García, con Gustavo García a la siempre difícil función de navegante.

Todo esto es lo que dio de sí una nueva edición del Rallye Ciudad de Valladolid que, por otra parte, vivió una jornada de clima magnífico que hizo sufrir a los participantes dentro de los coches pero que a buen seguro agradeció el numeroso público presente.