Fecha: 21 mayo, 2014

La Dirección de Recursos Humanos de la Consejería de Educación resolverá sobre la denuncia por presuntos comportamientos anómalos de un profesor hacia sus alumnos.

En manos de la administración regional. Es esa situación se encuentra el caso denunciado por dos alumnas de instituto lagunero el pasado mes de abril, cuando estas presentaron un escrito a la dirección del centro en la que informaban de presuntas frases despectivas, groseras y machistas, por parte de un profesor.

Desde entonces se han llevado a cabo determinadas reuniones a tres bandas ente padres de alumnos, dirección del centro en cuestión,  así como con el inspector al cargo de dicho instituto. Sin embargo, fue el  pasado 5 de mayo cuando la Inspección de Educación consideró oportuno  abrir un expediente informativo sobre esta situación.

Con el objetivo de esclarecer el caso y no dar pie a la rumorología, esta investigación se encuentra bajo secreto de sumario, siendo la Dirección General de Recursos Humanos, dependiente de la Consejería de Educación , quien deberá dictaminar una resolución sobre el mismo. Hay que saber que el pasado 16 de Mayo, el inspector educativo al cargo,  presentó a la Dirección Provincial de Educación un informe, delegando la resolución del mismo en la ya mencionada Dirección General de Recursos Humanos. Esta, será la encarga de decidir quién de las dos partes tiene la razón, o bien si el profesor en cuestión continúa sus labores como docente o es cesado.

Tal y como han afirmado desde la Junta al medio de comunicación  “Último Cero”, “la Administración Educativa pone en marcha los trámites legales y normativos vigentes para conocer lo sucedido, de acuerdo con la normativa vigente y respetando la confidencialidad del procedimiento y la presunción de inocencia de los posibles encausados”.

Respecto a la labor del inspector en la investigación se ha querido aclarar que “de forma inmediata al conocer esta queja, un inspector de la DP de Educación se personó en el centro educativo, el lunes 28 de abril, para iniciar averiguaciones sobre la comunicación recibida del director del IES María Moliner en la que trasladaba el escrito de alumnas de este centro denunciando los comentarios que un profesor hacía en clase, sobre todo, a las chicas. Desde entonces, el inspector ha mantenido reuniones con las alumnas y todos los representantes de la comunidad educativa para conocer los hechos y ha elaborado un informe que la Dirección Provincial de Educación remitió, el 16 de mayo, a la Dirección General de Recursos Humanos, que es quién debe resolver sobre el asunto. Todo el procedimiento se ajusta a la normativa vigente para respetar tanto los derechos de los alumnos como de los profesores y se hace con la confidencialidad marcada por la Ley”.

Habrá, por tanto, que esperar a que la Dirección General de Recursos Humanos  dictamine una decisión, ya que actualmente continúa con el procedimiento de informar a las partes implicadas.