Fecha

El pintor vitoriano vuelve a llevarse el primer premio tal y como hizo en 2016, en un certamen en que han participado una veintena de artistas con trabajos de alto nivel

El buen nivel de las propuestas y la amplia participación han sido la tónica dominante del XL Certamen de Pintura Rápida y del XXXV Certamen Infantil ‘Pinta mi pueblo’, el cual se ha desarrollado a lo largo del domingo. Hasta una veintena de artistas se presentaban a concurso, en una edición con gran nivel en sus propuestas. Finalmente el jurado valoró como mejor elaborada la obra de Eduardo Alsasua, quien repite victoria tras ganar el certamen en 2016. Y eso que solamente ha participado estas dos ocasiones.

Licenciado en Bellas Artes y habitual en diversos certámenes, Alsasua eligió para su obra un enclave de la calle Caballeros. “Me gustó la luz y el movimiento de los toldos, el paso de la gente”, afirma. En segundo lugar, por su parte, fue reconocido el trabajo de Juan Antonio Piedrahita, mientras que la mejor pintora local fue Isabel Menéndez, con una acuarela de la calle Laguna. “Este año he ganado siete premios”, apuntaba Menéndez, quien se sintió atraida por “la profundidad de la calle y los coches, que ya son habituales en mis trabajos”.

Tanto el alcalde, Román Rodríguez, como la concejal de Cultura, Lucía Castro, y los ediles Héctor González, Avelino Álvarez, Francisco Barbillo, Fernando Vara y Ana González participaron en la entrega de premios, donde se tuvo un detalle con todos los niños participantes en el XXXV Certamen Infantil. Por otro lado, la edil de cultura hizo entrega del premio del cartel de fiestas a la ganadora del presente año, Claudia Sobradillo, y la concejal de Turismo, Estela Crespo, agradeció a los escultores participantes en la Muestra de Esculturas Flotantes con la entrega de un diploma.