Fecha: 16 septiembre, 2018

La Casa de las Artes se convirtió este sábado en sede internacional de la magia con un certamen que contó con la actuación de cinco ilusionistas y centenares de asistentes

Laguna de Duero se convirtió este sábado en sede internacional de la magia con la celebración de la cuarta edición del campeonato ‘Almena Mágica’, un certamen que se ha convertido en uno de los pilares fundamentales sobre los que se sostiene Valladolid Destino Mágico. Organizado por Pandora Producciones y con el apoyo del Ayuntamiento del municipio, la Diputación de Valladolid y la Junta de Castilla y León entre otras entidades, la cita logró llenar el auditorio de la Casa de las Artes, contando con hasta cinco ilusionistas llegados de todas partes del país.

Presentado por Alberto de Figuereido -uno de los magos más destacados del panorama nacional, con más de 3.500 actuaciones a sus espaldas- el concurso arrancó con la actuación de Héctor San Segundo, quien sorprendió con sus juegos de sombras. Le seguiría una joven promesa amateur, Martilda, quien hizo de su número una reivindicación al papel del artista, en general, y de la mujer, en particular.

En tercer lugar, y con tan solo 19 años de edad, D’Albeniz, a la postre ganador del certamen, se ganó al público con un número de ilusionismo en el que demostró todas sus habilidades en la manipulación de cartas. Le seguiría Jaime Figueroa, un mago cómico que no dejó indiferente al respetable gracias a su disparatado humor. Por último, y como broche de oro, el barcelonés con cuarenta años de experiencia Aliskim dejó huella con su número de ilusionismo.

Finalmente, el jurado popular decidió que el espectáculo del joven D’Albeniz era meritorio del premio del certamen, convirtiéndole en ganador de la edición y otorgándole la plaza en la Gran Gala Final ‘Oráculo de Oro’, que tendrá lugar los próximos días 29 y 30 de septiembre en el Teatro Calderón de Valladolid, donde competirá con cuatro premios internacionales de magia.