Fecha: 17 septiembre, 2021

Desde la delegación del Gobierno se ha señalado que «todas las pruebas que puedan aportar los ciudadanos son bienvenidas» para esclarecer el suceso, mientras que ningún familiar ni amigo ha reclamado el cuerpo

Dos días después de la aparición del cuerpo de un joven varón en la A-601 a su paso por Laguna de Duero continúa la incógnita sobre la identidad del fallecido. Tal y como ha confirmado la delegación del Gobierno, hasta el momento ningún familiar ni amigo ha reclamado el cadáver, y las investigaciones continúan abiertas para esclarecer el suceso.

El propio delegado de Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, que realizó estas declaraciones este viernes en Valladolid tras participar en la acera de Recoletos en la inauguración de una exposición con motivo del Día de la Policía, indicó que hasta ahora «tampoco se ha podido identificar al vehículo implicado en el atropello». El delegado, que insistió en que la investigación esta abierta, también destacó que todas las pruebas que puedan ser aportadas por los ciudadanos «serán bienvenidas», a la vez que confirmó que la autopsia ha revelado que el fallecimiento de esta persona se produjo por un atropello.

El cadáver fue descubierto por un conductor en la madrugada del pasado miércoles, el cual avisó a las 3:33 horas al servicio de emergencias del 112 Castilla y León. Lo hacía en el punto kilométrico número 8 de la autovía, a la altura de la Urbanización La Corala. Este jueves se avanzaba que el cuerpo correspondía a un joven de 30 años de edad -aún sin identificar, y que no llevaba ningún tipo de documentación- y de 1,75 metros de altura, el cual vestía un chándal en el momento del incidente.