Fecha: 14 febrero, 2016

Tras 12 años como Diputado por Valladolid de Deportes, Juventud y Servicios, Luis Minguela conoce con experiencia el funcionamiento y los retos de la institución provincial del Palacio de Pimentel.  Tras pasar 4 años como alcalde de Laguna de Duero, Minguela vuelve al puesto con el que empezó su andadura dentro de la Diputación de Valladolid.

¿Cuáles son los principales programas en materia deportiva que lleva a cabo la Diputación?

Son dos los programas estrella. Uno son los juegos escolares, donde este año hemos contado con una participación de 3.600 niños de la provincia practicando deportes. Otros son los campeonatos provinciales, no federados y al margen de las federaciones.  También tenemos otra serie de iniciativas como el ‘Circuito de las 5 Leguas’, o ‘Corriendo entre Viñas’, que conjugan el deporte con el turismo de provincia.

Y en una provincia como Valladolid, donde existe pérdida de población joven hacía las grandes urbes, ¿Qué programas se están llevando a cabo para evitar esto?

Este mismo mes de enero hemos aprobado el 4º Plan Provincial de Juventud, que tiene por objetivo durar hasta 2019, tal y como marca la Junta de Castilla y León en el cual se llevarán a cabo un total 130 nuevas acciones para jóvenes entre 15 y 30 años. Estas peticiones se han obtenido gracias a las cerca de 1.500 encuestas con jóvenes de la provincia, o entrevistas a pie de calle escuchando sus necesidades.

Destaca sobre todo la propuesta en materia de vivienda para los jóvenes de 18 a 30 años, con el objetivo de fomentar el asentamiento  de estos en el medio rural a través de una serie de ayudas. Este año dedicamos 180.000 euros para los jóvenes en materia de vivienda a través de 4 líneas: a) Para aquellos que quieran hacerse una vivienda en el medio rural; b) ayudar al pago de las hipotecas; c) ayudas al alquiler, esta última la más importante.

¿Cuál es la principal tarea en materia de consumo?

Principalmente las reclamaciones en materia de telefonía, que suponen el grueso de la mayoría de las reclamaciones del ciudadano. Es algo que a todos nos ha pasado a la hora de querer contratar unos servicios o dar de baja una línea.

Dentro de vuestros programas cubrís un amplio abanico de edades con diferentes propuestas, ¿Cuál es el que más gente moviliza?

El deporte escolar sin duda. El pasado 31 de diciembre cerramos el plazo para las inscripciones y este año contaremos con 3.600 niños en categorías que van desde pre-benjamines hasta cadetes. Son importantes las campañas escolares que hacemos. Este año entre la oferta deportiva hemos incluido los juegos tradicionales y el ciclismo. También se hacen jornadas de promoción de deportes como hockey línea, esgrima…Las rutas de senderismo en familia son algunas novedades, renovando ese concepto de deporte de competición por uno más familiar.

En Laguna de Duero, en materia deportiva, solo pueden disfrutar de estas competiciones de la diputación de Valladolid los mayores de 16 años. ¿Se tiene pensado cambiar estas competencias?

En este caso el deporte escolar para los municipios de más de 20.000 habitantes es de la Junta de Castilla y León de la que depende. Nosotros sin embargo tenemos convenios con Medina del Campo por el ámbito comarcal que tiene. Con Laguna de Duero existe una relación estrecha y de colaboración para diversos actos deportivos que se organizan. En el ámbito de la competición es mejor que Laguna compita con Valladolid, ya que tiene un número importante de equipos y hace que puedan tener más jornadas de liga regular o de competiciones.

El principal problema económico parte de que es la Junta la que debería colaborar directamente con el deporte en Laguna de Duero porque es de su competencia dados los habitantes, y no de la Diputación de Valladolid, ya que se nos escapa fuera de nuestras competencias.

¿Cuáles son los principales problemas con los que os topáis en materia deportiva?

Son muchos municipios. Ahora mismo tenemos 123 equipos de deportes colectivos. Hacer grupos a lo largo de la provincia supone desplazar un total de 23 autobuses. Tenemos que activar el fomento de las escuelas deportivas, que son la base para que luego los niños y niñas se inscriban en el deporte escolar. Por eso creo que cometimos un error en la línea de subvenciones que teníamos dirigidas a fomentar las escuelas deportivas: las metimos a un fondo incondicionado de servicios que se da directamente a los ayuntamientos, y luego estos las utilizan como quieren. Si le das una subvención directa a las escuelas deportivas no les queda otra opción que dedicarlo a estas.