Fecha: 6 noviembre, 2023

El centro ubicado en Prado Boyal cerrará el año con la creación de cuatro unidades de convivencia para prestar un trato aún más personalizado.

El modelo de asistencia sociosanitaria a personas mayores ha ido evolucionando poco a poco. Hasta hace unos años las opciones ofrecidas en las residencias eran muy similares para todos los usuarios pero ahora se apuesta por otras que tienen grandes ventajas para los residentes siendo la más novedosa las unidades de convivencia. Estas consisten en la creación de grupos más reducidos con necesidades similares de atención, lo que favorece un trato más cercano y personalizado.

Sabedores de los beneficios que esta modalidad tiene para las personas mayores y en la búsqueda constante de aquello que mejore la calidad de vida de sus residentes, en CleceVitam Gerohotel han tomado la iniciativa para crear en su centro residencial ubicado en Prado Boyal (C/Prado, 16) cuatro unidades de convivencia diferenciadas en función del grado de dependencia de sus miembros.

“Vamos a renovar las zonas comunes para adaptarnos al nuevo sistema asistencial que queremos ofrecer y que se sumará al modelo de atención centrada en la persona que seguimos en la residencia desde hace años”, señala su directora, Silvia Ramón. Así, la previsión es cerrar el año con la reforma terminada, en la que también se incluye la recepción.

“La zona para nuestros residentes más dependientes estará totalmente adaptada a sus necesidades, garantizando para ellos una mayor calidad de vida gracias también a un equipo de profesionales de referencia”, añade la responsable de CleceVitam Gerohotel.

Las unidades de convivencia son espacios delimitados (pero no cerrados) dentro de una residencia en los que convive un grupo limitado de personas mayores que necesitan el mismo tipo de cuidados. Estos espacios tienen unas rutinas similares a las de un hogar para que sus usuarios puedan sentirse como en casa.

El objetivo es que el mayor gane autonomía pudiendo hacer frente a las actividades básicas de la vida diaria y compartiendo su día a día con otros mayores que están en circunstancias similares.

Equipo de profesionales

Para que su vida en la residencia sea lo más cercana posible a estar en casa, un equipo de profesionales especializados en distintas disciplinas (enfermería, terapia ocupacional, fisioterapia, etc.) ayuda al mayor a mantener su autonomía y ganar calidad de vida física y mental, además de ofrecer apoyo emocional.

El objetivo principal de estas unidades de convivencia es que los mayores se sientan como en casa gracias a espacios abiertos pero dimensionados para dar calidez y la personalización de los espacios privados. También en estas unidades de convivencia se toman en cuenta los horarios y rutinas de sus integrantes para adaptarlos a sus preferencias, además de ofrecer actividades que sean de interés para sus residentes.

Terapia y animación para todos los gustos

En este sentido, cabe destacar el amplio programa de actividades que ofrece la residencia CleceVitam Gerohotel que va desde los talleres de cocina a las salidas por el barrio o la celebración de los días más señalados en el calendario.

Así, el centro se engalanó para la fiesta de Nuestra Señora del Pilar y también se ha preparado para los siguientes festejos. Por otro lado, a sus actividades rutinarias como son las sesiones de gimnasia o las manualidades se ha sumado un taller de lectura que ha comenzado su andadura hace solo unas semanas y que ya cuenta con una amplia participación.

Además, las personas residentes hicieron gala de su talento en el concurso “El brillo de la experiencia” (donde descubrimos a grandes artistas), disfrutaron con la actuación del dúo ‘Fan con nata’ y sofocaron el calor que nos ha acompañado hasta bien entrado octubre con un helado en una cafetería cercana. Todo ello, sin dejar de lado las sesiones de terapia que tanto bien les hacen.

“Queremos que se sientan como en casa, que nos consideren hogar, y para ello no hay nada mejor que ofrecer opciones para todos los gustos y que cada persona mayor se apunte a lo que prefiera, tal y como hacía antes de elegirnos para disfrutar de esta nueva etapa de su vida”, concluye Silvia Ramón.