Fecha

Uno de los registros domiciliarios realizados por la Policía Nacional se llevó a cabo en Laguna, en una operación en que se incautaron distintas cantidades de hachís, marihuana, cocaína y cristal

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas -cuatro hombres y una mujer- como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas. En concreto se han practicado registros en cuatro viviendas de distintas localidades: Laguna de Duero, Palencia y Dueñas, lográndose intervenir distintas cantidades de hachís, marihuana, cocaína, cristal y más de 8.000 euros en efectivo.

La operación se desarrolló durante la mañana del pasado viernes 26 de junio, cuando, tras semanas de vigilancias, seguimientos y laboriosas gestiones, se realizaron una entrada y un registro en una vivienda de Palencia, dos en Dueñas y otra en Laguna de Duero, sospechándose que sus moradores se dedicaban a traficar con drogas.

“Una vez provistos del correspondiente mandamiento judicial, apoyados por otros funcionarios de la misma Brigada de Policía Judicial, y de otros indicativos uniformados que daban protección a la intervención policial, los agentes procedieron a la entrada y registro del domicilio interviniendo en su interior distintas cantidades de varias sustancias estupefacientes, marihuana, hachís, cocaína y cristal, así como de útiles para la  manipulación, transformación y distribución de la droga”, según apuntan fuentes policiales.

De esta manera, se ha procedido a la detención de cinco personas, cuatro hombres, de nacionalidad española y una mujer, de nacionalidad marroquí, como responsables de un supuesto delito de tráfico de drogas. “La operación es importante, por tratarse de una organización, la alarma social que ocasiona y la gran cantidad de droga incautada, 227,1 grs. de hachís, 3263,9 grs. de marihuana, 90,3 grs. de aceite de hachís, 14,8 grs. de cocaína, y 1,2 grs. de cristal”, confirman desde la Policía Nacional, señalando que, asimismo, se han intervenido 8.575 euros en billetes de distinta cuantía.

Tal y como han señalado fuentes policiales, “dicha operación se enmarca en el compromiso de la Policía Nacional de proteger a nuestra juventud como colectivo vulnerable de los riesgos asociados a las drogas, siendo uno de los objetivos prioritarios marcados, la persecución y erradicación de la oferta de sustancias estupefacientes en Palencia y Valladolid”.