Fecha: 3 mayo, 2022

Las instalaciones de Prado Boyal cuentan con un amplio jardín y ofrecen un completo e innovador programa de actividades

Facilitar las relaciones sociales y fomentar el mantenimiento de las capacidades de las personas mayores para que puedan permanecer en su entorno socio-familiar. Ese es el principal objetivo del Centro de Día CleceVitam Gerohotel, que también ofrece transporte adaptado, médico, fisioterapia, comidas y actividades para todos los gustos.

Ubicado dentro de la residencia del mismo nombre, en Prado Boyal, abre de lunes a domingo con un amplio horario de atención y facilita la recogida y vuelta al hogar de sus usuarios tras la finalización de los talleres gracias al vehículo especializado con el que cuenta.

De este modo, “las personas mayores que acuden al Centro de Día disfrutan de todos los servicios del espacio residencial, incluida la ayuda para su higiene personal, pero regresando por la noche a casa con la seguridad de que el equipo de profesionales que les atienden trabaja constantemente por mejorar su autonomía desde la cercanía, el trato humano y la calidad que caracteriza a CleceVitam Gerohotel”, asegura la directora del centro, Silvia Ramón.

Actividades

Además, el programa de actividades del centro, abierto a todos y basado en el Modelo de Atención Centrada en la Persona, tiene en cuenta en todo momento los gustos de los mayores y busca su mejora en aspectos tales como la motricidad o las capacidades cognitivas.

En este sentido, y apostando por la innovación, en abril comenzaron a hacer uso de una nueva aplicación que permite trabajar con los usuarios para fomentar su autonomía e impulsar el manejo de las herramientas tecnológicas para que se familiaricen con ellas. Para ello se utilizan los medios informáticos de última generación con los que cuenta CleceVitam Gerohotel y de forma individualizada, en función de las necesidades de la persona mayor, se seleccionan unas actividades u otras que les permiten mantener sus habilidades mentales de una manera lúdica y dinámica.
Por otro lado, y con la llegada del buen tiempo, el Centro abre de nuevo su gran jardín para la realización de actividades conjuntas como las sesiones de gimnasia grupales, los paseos o los tan esperados vermuts. Asimismo, y dado que el patio cuenta con un parque infantil, tras estos largos años de pandemia acoge de nuevo las visitas de familiares, adultos y pequeños, que pueden disfrutar del agradable entorno sin necesidad de moverse de las instalaciones, si así lo desean.

Respiro familiar

El Centro de Día CleceVitam Gerohotel también ofrece a los usuarios la posibilidad de quedarse a dormir los fines de semana en la residencia o de realizar respiros familiares “sin número mínimo de días de estancia pudiendo ser semanales, quincenales, mensuales o de más de un mes en algunos casos”, añade Silvia Ramón.

Se trata de un servicio que, además de prestar atención temporal de calidad a las personas mayores, facilita el descanso de los cuidadores familiares y les ofrece un período “vacacional” aunque también puede ser utilizado como medio para cubrir situaciones específicas en las que se necesita que un ser querido sea atendido cuando los familiares no puedan cuidarle durante un breve espacio de tiempo.

Para ello, el equipo de la residencia valora el estado físico y cognitivo de la persona mayor con el fin de detectar sus necesidades y ofrecerle una atención individualizada y en las mismas condiciones que si se tratara de una estancia de carácter permanente.

Con este servicio CleceVitam Gerohotel completa la oferta de su Centro de Día, un lugar de atención profesional, dinámico, abierto y flexible con las necesidades de las personas mayores y sus familias para ofrecer la atención más completa posible a sus vecinos de Laguna de Duero.