Fecha: 23 octubre, 2020

Las restricciones a la movilidad nocturna, que se prolongará hasta las 6:00 horas de la madrugada, salvo para las actividades esenciales, se impondrán mediante una orden aprobada por el Consejo de Gobierno.

La Junta de Castilla y León aprobó, en la tarde de este viernes, en la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno, una orden para restringir la movilidad en la Comunidad de Castilla y León, que se aplicará a partir de mañana sábado, 24 de octubre, entre las 22:00 horas y las seis de la mañana, salvo para las actividades esenciales. Así lo anunció el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea, en una entrevista a Televisión Española.

En ese sentido, Igea explicó que la medida se toma después de haber hecho desde este jueves un estudio jurídico, puesto que recordó que el Ejecutivo de Castilla y León solicitó al Gobierno la aplicación de la restricción de la movilidad nocturna bajo cualquier fórmula jurídica. “No se puede esperar un día más”, dijo Francisco Igea, quien aseguró que existe sustento jurídico suficiente para hacerlo en virtud de las leyes de salud pública y de la normativa autonómica. “El TSJ aquí siempre nos ha dado la razón” afirmó y se mostró convencido de que podrá ponerse en marcha el toque de queda a partir de mañana.