Fecha: 16 junio, 2015

La escuela municipal de Música, junto con la de Danza, ha hecho entrega a estas dos organizaciones de todos aquellos alimentos no perecederos recogidos en sus respectivos festivales de fin de curso

Con la llegada del fin de curso escolar se suceden los diferentes actos de cierre de las escuelas municipales. En el caso de la de Música y la de Danza, tal y como se viene haciendo en ediciones pasadas, recogen alimentos no perecederos en cada una de sus respectivas representaciones. En esta edición han sido en total 600 kilos los que la buena voluntad de los laguneros ha aportado para los que actualmente se encuentran en una situación más complicada.  Este reparto de alimentos fue repartido a partes iguales para cada organización, con la salvedad de aquellos productos dedicados a la higiene personal, que irán todos para Cáritas.

Al acto de entrega acudió buena parte del nuevo equipo de gobierno, encabezados por el nuevo alcalde Román Rodríguez, y el Teniente Alcalde Juan José Tomas-Biosca. En palabras del primer edil, “este tipo de aportaciones son muy positivas, sobre todo porque hay muchos vecinos necesitados y es bueno reconocer la labor de Cruz Roja en este sentido”. Por otro lado la recién estrenada concejala en Servicios Sociales, Margot Rodríguez, afirmó que “gracias a estas iniciativas consiguen aliviar la situación de muchas familias del municipio”.

El responsable de Cáritas en Laguna de Duero, Juan José Calvo, afirmaba que “se ha reducido el número de familias que reclaman nuestros servicios provenientes de Europa del Este o de América latina, pues ahora la tendencia es que la mayoríaa que demanda nuestra ayuda son nacionales. El ayudar a los demás en esta situación de crisis economía supone un ejercicio de responsabilidad social con los que nos rodean y por eso estamos muy agradecidos”.

Por su parte, desde Cruz Roja se mostraban “muy contentos por esta aportación, ya que hay familias que se encuentran en una situación muy frágil económicamente hablando”. Reconocen “que en los últimos meses de esas 80 familias a las que suministrábamos alimentos, ahora han bajado once porque han encontrado trabajo, y eso siempre es muy gratificante”.