Fecha: 30 mayo, 2016

La compañía ha realizado una inversión cercana a los 300.000 euros en su planta de Laguna de Duero, donde recientemente ha inaugurado su nueva máquina de hielo seco para ofrecer un mejor servicio a sus clientes de la industria vitivinícola

Carburos Metálicos, compañía líder en el sector de gases industriales y medicinales en España que pertenece al grupo Air Products, apuesta por el sector enológico de Castilla y León con la instalación de una nueva máquina de hielo seco inaugurada hoy en su planta de Laguna de Duero. De esta manera, la compañía está en disposición de ofrecer un servicio mejor y más cercano a sus clientes de la industria vitivinícola que demandan este producto para distintos procesos durante la vendimia y la producción de sus caldos.

Carburos Metálicos ha realizado una inversión en equipos en su planta de Laguna de Duero cercana a los 300.000 euros, aunque durante los últimos años, la inversión total en la mejora y adecuación de sus instalaciones, así como en la evolución de sus procesos e implantación del sistema de trazabilidad total de sus envases asciende a más de 1 millón de euros repartidos en distintos proyectos.

Apuesta por el sector enológico de Castilla y León

La compañía ha tenido históricamente presencia en el sector vitivinícola de la región, donde conviven hasta 12 denominaciones de origen y más de 650 bodegas, trabajando con varias de las más significativas. Carburos Metálicos confía en el dinamismo de un sector en constante evolución para reforzar su posición en esta industria a la que ofrece una avanzada tecnología para todas las aplicaciones que requieren el uso de gases.

Actualmente se utilizan diversos gases de grado alimentario a lo largo de todo el proceso de elaboración y conservación del vino. Ya sea individualmente o mezclado, cada gas realiza funciones específicas que mejoran notablemente el resultado final.

Aplicaciones del hielo seco en enología

El Dióxido de Carbono (CO2) en estado sólido, o hielo seco, que ahora se produce en la planta de Laguna de Duero tiene diversas aplicaciones en la enología. Las bodegas lo utilizan principalmente en la vendimia para la refrigeración de la uva durante su transporte a la bodega o durante los procesos de estrujado y prensado dónde sirve para evitar la oxidación y la fermentación prematura e incontrolada. El hielo seco también se utiliza para la inertización de los depósitos previa a la fermentación.

“La producción y distribución del hielo seco y otros productos directamente desde nuestra planta de Laguna de Duero nos permite ahora servir mayores cantidades de producto con total calidad y garantía y en el menor tiempo posible, a nuestros clientes en la región, entre los que se cuentan varias bodegas destacadas”, ha comentado Francesco Maione, director general de Carburos Metálicos. En la inauguración de esta nueva máquina estuvieron presentes también Javier Navarro -director comercial de la región oeste- Antonio Álvarez -director de la planta de Laguna de Duero, el alcalde, Román Rodríguez, y los concejales Francisco Barbillo y Héctor González.

Fotografías: Santiago Bermejo