Fecha

Miles de asistentes vibraron este viernes, en la plaza de toros, en medio de una actuación que recorrió los principales himnos de las legendarias bandas madrileñas

Laguna de Duero celebró, este viernes, una auténtica fiesta del rock, con dos pesos pesados como Burning y Mägo de Oz como principales protagonistas del principal concierto previo a las fiestas de la Virgen del Villar. Desde última hora de la tarde, los primeros centenares de personas iban acercándose al coso municipal, lugar elegido para una cita que serviría para aunar estilos tan diversos como complementarios.

Los primeros en tomar el escenario fueron los vallisoletanos SeisKafés, encargados de poner en marcha los motores. Los reconocidos autores de ‘Cantarranas’ -entre los que se encuentra además la reciente incorporación del lagunero Samuel Fraile- animaron al público, a ritmo de ska, como preludio a todo el rock que se nos venía encima.

Posteriormente le llegaba el turno a Burning, quienes regresaban al municipio años después de su actuación en las patronales, en esta ocasión para despedirse tras cuatro décadas de trayectoria. Johnny Cifuentes y su banda entraban ‘a matar’ a través de un sólido directo que les permitía conectar rápidamente con las miles de personas asistentes. Canciones como ‘Las chicas del drogstore’, ‘Bestia Azul’ o ‘Jim Dinamita’ hacían disfrutar a jóvenes y veteranos, en medio de una puesta en escena que recordó a los años dorados del rock.

A través de temas como ‘Águilas’ o ‘Willie Dixon’, de nuevo Eduardo Pinilla dejaba claro quién manda en los trastes de la guitarra, mientras que himnos ya consagrados como ‘Qué hace una chica como tú en un sitio como este’ o ‘Una noche sin tí’ nos devolvían la esencia de esta incombustible agrupación madrileña.

Ya pasada la medianoche, Mägo de Oz tomaba el testigo, en esta ocasión para hacer las delicias de los amantes de un registro más heavy metal y céltico. La agrupación liderada por Txus Di Fellatio llegaba con fuerza y una escenografía sorprendente para recorrer las creaciones de su último trabajo, ‘Ira Dei’, cuyo principal single, ‘Te traeré el horizonte’ puso en pie al respetable, que pudo disfrutar de unos visuales y un espectáculo pirotécnico que vistió el show de manera ferviente.

Nada mejor para cerrar la actuación que algunos clásicos, imprescindibles ya en las fiestas laguneras, de la banda madrileña, como ‘La Costa del Silencio’, ‘Fiesta Pagana’ o ‘Molinos de Viento’. Canciones míticas que sirvieron para despedir un directo que supuso más de dos horas de puro rock.