Por tercer año consecutivo, se están impartiendo clases a más de 2.000 escolares, repartiéndoles de nuevo pinturas, bolígrafos, chalecos y cintas reflectantes a fin de inculcar los valores de la seguridad en la carretera

El Ayuntamiento de Laguna de Duero, a través del cuerpo de Policía Local, se encuentra impartiendo, durante el curso actual, clases de educación vial a más de 2.000 escolares del municipio. El objetivo, inculcarles los valores de seguridad en la carretera a los pupilos de los cinco centros CEIP del municipio, así como a los de las dos guarderías infantiles.

Tal y como se ha informado en el acto de presentación de este plan educativo, al que han acudido este martes el alcalde, Román Rodríguez, así como los representantes de AICOSLA, Juan Carlos González y Santiago Sánchez, la metodología didáctica utilizada se ha basado en la impartición de clases presenciales a 154 niños de las  guarderías, clases presenciales y teóricas a unos 701 niños de 3, 4 y 5 años pertenecientes a educación infantil y clases teóricas a 632 niños de 1º, 2º y 3º de primaria.

Asimismo han acudido al Edificio multiusos de Seguridad de la Policía Local 199 niños, impartiéndoles clases teórico-prácticas de 5º de primaria y han realizado clases prácticas de educación vial sobre bicicleta, en la pista de tráfico que la Policía instala a tal efecto en cada colegio, a 422 niños de 4º y 6º de primaria.

Mediante esta metodología se somete a los alumnos a simulaciones de situaciones reales que podrían darse en la vía pública (semáforos, pasos de peatones…) en la que los alumnos puedan comprobar y demostrar los conocimientos adquiridos sobre señalización y normas de circulación, entre otras, tanto como conductores (de bicicletas) y peatones.

Los objetivos que desde la Policía Local  ha deseado cumplir han sido, cada uno en su medida, “el favorecer la autonomía de los menores y generar hábitos de atención y prudencia, destacando las normas de tráfico en lo que afectan principalmente a la  circulación de  peatones  y ciclistas; así como favorecer la proximidad de la policía Local para con ellos”.

También se han querido destacar los  hábitos que deben adquirir en lo que respecta a viajar con el cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil y comportamientos adecuados cuando viajan en los vehículos propios y públicos. Finalizadas las clases se ha obsequiado con un regalo a cada niño (pinturas, bolígrafos, chalecos y cintas reflectantes), colaborando para tal menester la asociación local de comerciantes AICOSLA.