Fecha: 2 septiembre, 2014

107 personas integran la asociación, que está en movimiento todo el año

Regresan de su viaje anual a los San Fermines y ya están pensando en qué toro seleccionar para las patronales. Así es el día a día de los miembros de la Asociación Taurina VIrgen del Villar, un ritmo constante por sacar adelante la enorme cantidad de actividades que desarrollan durante todo el año. Desde sus comienzos, en 2007-cuando un grupo de amigos decidió comprar un eral para las fiestas- han pasado a ser más de un centenar y son una piedra angular de la tauromaquia en el municipio con una organización que no descansa.

Arranca el año y su primera parada son los famosos carnavales de Ciudad Rodrigo. Después de su asistencia a un festival taurino de Madrid hacen visitas a la ganadería para preparar todo para San Pedro Regalado, su principal apuesta anual. Este año su papel en las fiestas de mayo ha dejado huella con la organización de encierros para Asprona o la destacable carrera de cintas de caballos. En fiestas ponen un toro, y al margen desarrollan anualmente dos capeas si no son más sus propuestas.

“Normalmente reunimos a más de 100 personas por capea”, comenta con orgullo su presidente, Carlos Luquero, quien incide en que a pesar de la crisis en dos años han sumado 30 nuevos socios. Aunque consideran que la crisis afecta a la hora de pedir patrocinios creen que con una buena gestión podrán seguir adelante. De cara a las fiestas piensan que son necesarios precios especiales para jóvenes. “Los toros se han convertido en algo elitista”, opina Óscar Ruiz, el vicepresidente, quien aboga por unos precios populares que favorezcan la renovación y precipiten que la gente se acerque a los ruedos.

En cuanto a sus experiencias, los miembros de la asociación creen que el Ayuntamiento ofrece mucho apoyo, pero opinan que “muchos no saben el gran papel que desempeñamos” y animan tanto a la administración como a los hosteleros a “mojarse más” a la hora de promover las fiestas de San Pedro. “En otros pueblos los hosteleros pagan todos los toros, ya que el beneficio que les reporta es elevado”, afirman los miembros de la asociación, que sueñan con “unas fiestas de mayo aún más potentes”. Desde la AT Virgen del Villar, invitan a todos los laguneros a acercarse a las fiestas taurinas y recuerdan que por un precio de 40 euros cualquier aficionado puede hacerse socio y disfrutar de sus ventajas.