Fecha: 30 junio, 2017

El nuevo articulado tendrá una duración de 4 años y derogará el aprobado en el año 2009

Laguna de Duero junto con los municipios del alfoz  -Simancas, Arroyo de la Encomienda, La Cistérniga y Zaratán – han alcanzado un acuerdo para llevar a cabo un nuevo convenio del ciclo urbano del agua, integrado por los servicios de depuración de aguas residuales y el control de vertidos. Derogará los hasta ahora vigentes con cada uno de estos ayuntamientos y tendrá vigencia durante los próximos cuatro años, según informaron fuentes municipales.

De esta manera, el Ayuntamiento de Valladolid a través de Aquavall, que comenzará a gestionar el agua este sábado, se compromete a prestar el servicio de depuración de aguas residuales y control de vertidos a los municipios mediante su incorporación a su sistema de saneamiento. La novedad más destacada en el nuevo convenio hace referencia al control de vertidos desde su origen con el fin de evitar los posibles daños medioambientales a los cauces receptores.

Para suscribir el presente acuerdo los ayuntamientos adheridos deben acreditar encontrarse al corriente de pago de las cantidades derivadas del anterior convenio o bien tener suscrito un acuerdo de fraccionamiento de deuda. El objetivo del convenio es que los ayuntamientos firmantes participen en los costes de forma proporcional a los volúmenes de agua aportados al sistema de depuración de Valladolid.

“Lo que vamos a hacer es cobrar lo que es justo, todos los vecinos de Valladolid y del alfoz vamos a pagar metro cúbico por depuración. Hay que pulir algunas cuestiones del texto todavía, pero en esencia hemos llegado a un acuerdo satisfactorio para todos”, señaló la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez. El convenio entrará en vigor con carácter retroactivo este 1 de julio, una vez se haya firmado por todas las partes.

Por otra parte el seguimiento y evaluación del acuerdo se llevara a cabo por la Comisión de seguimiento y Control. Los convenios de cada municipio, firmados entre 2009 y 2011, quedarán derogados cuando se formalice el nuevo texto.

Fotografías : ICAL