Fecha: 15 mayo, 2017

El buen tiempo permitió las celebraciones en un fin de semana donde los encierros y capeas se sumaron a diversos espectáculos musicales, una multitudinaria discomovida y nuevas citas como la exhibición de barcos radio control o la elaboración de un mural artístico colectivo

Laguna vivió este fin de semana sus fiestas de San Pedro Regalado con una gran afluencia y participación. El ambiente comenzaba el viernes, con la actuación de la orquesta ‘La Órbita’ en la Plaza de Valladolid.  La buena climatología permitió asimismo la celebración de sendos encierros y capeas el sábado y el domingo. El primero de ellos estuvo protagonizado por un toro de cada una de las asociaciones -por parte de la A.T. Virgen del Villar, de la ganadería de Adelaida Rodríguez y por parte de la A.C.T. El Abrojo, de la ganadería Cambronell Hmnos-.

La tradicional ofrenda floral y misa en honor a San Pedro Regalado daría paso más tarde a diversos encuentros musicales como el de Las Chicas o Jakarú, que contaron con gran afluencia. Las capeas también atrajeron al público a la Plaza, aunque si hubo un encuentro verdaderamente multitudinario fue el celebrado en el Cascajo la noche del sábado, donde la discomovida Pety logró llenar por completo la carpa instalada en el Polideportivo.

Además de otros encuentros que dinamizaron el municipio, como los encierros infantiles o una ruta de pinchos que llenó bares y terrazas, durante el fin de semana cerca de 250 personas participaron en la elaboración de un mural colectivo de 100 metros cuadrados en el CEIP La Laguna, mientras que la asociación ‘Navegamos en Valladolid’ sorprendía con otra de las novedades, la exhibición de Barcos radio control en el lago. Con la capea gratuita del domingo, en la que se contó con los erales adquiridos por el Ayuntamiento, se puso fin a unos festejos que ganan peso año tras año atrayendo la participación de vecinos y visitantes.