Fecha: 22 septiembre, 2015

Este piloto lagunero ha corrido varias pruebas de la Copa Clio, Seat o la Mini Challenge. Actualmente corre el CER y carreras de clásicos

Tras 18 años con el volante como protagonista de su vida, hoy nos recibe el piloto lagunero Álvaro Rodríguez. Este deportista ha conducido a nivel nacional en competiciones tan relevantes como la Fórmula TOYOTA, a los mandos de un monoplaza, y también con turismos, donde su gran trayectoría le ha llevado a estar presente en la Copa Clio, Copa Seat o la Mini Challenge. Actualmente el Campenato de España de Resistencia es su principal baza de cara a terminar esta temporada 2015.

¿Cómo fueron tus inicios dentro del mundo del Karting?

Fueron en el campeonato de Castilla y León de 1997. No fue una época sencilla porque empezamos con un kart antiguo que nos preparábamos nosotros sin tener mucha idea.

Después diste el paso a la Fórmula Toyota, donde fuiste campeón de España Junior, ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue una grandísima experiencia, quizás la mejor y la más intensa que he vivido en el automovilismo, por todo lo que supuso para mi subirme por primera vez en un monoplaza. La velocidad, competir en todos los circuitos “grandes”, en un campeonato nacional, con la gente que veías en las revistas. Fue realmente increíble. Hubo que aprender muchas cosas pero conseguimos hacer un gran papel para la experiencia que tenía.

Tu marcha a los turismos fue con la Copa Clio Sport, donde 2001 y 2004 fueron tus mejores años ¿te sirvió para madurar como piloto?

Si, en los turismos es donde he desarrollado la mayor parte de mi carrera y estos años dentro de la Copa Clio fueron definitivos y es quizás donde conseguí evolucionar más como piloto y donde conseguí alcanzar ese punto extra de nivel que me permitió ganar mi primer campeonato absoluto en 2004.

El siguiente paso fue ya con Seat, ¿Supuso mucho cambio respecto a tu anterior etapa?

Entrar en la Supercopa Seat León sí fue otro cambio importante, primero a nivel de coche, pero sobre todo lo más destacable es que fue la época en la que pude competir a un nivel más profesional y con mejores medios. En la primera temporada con Seat conseguimos muy buenos resultados también con un subcampeonato, pero la pena fue que perdimos el campeonato por una avería en la última vuelta de la carrera de Jerez en la que íbamos primeros y perdimos la oportunidad de ir al mundial de turismos.

El año 2007 completaste tu primer campeonato en la modalidad de resistencia ¿Cómo fue este cambio de disciplina?

Fue un buen cambio a un campeonato que estaba creciendo por aquella época y sobre todo agradecí que hubiera menos contacto de chapa entre los pilotos, ya estaba un poco saturado los años anteriores. El año salió muy bien y prueba de ello es que conseguimos ser subcampeones.

En 2009 y de la mano de Mini, volviste a las copas monomarca de circuitos donde estuviste tres temporadas, ¿Qué recuerdas de aquella época?

La Mini Challenge fue un campeonato también muy bonito en el que se consiguió un buen impacto mediático, y sobre todo el mayor logro fue que los concesionarios de media España estuvieran formando parte de los equipos. Entendieron que su prestigio dependía también de sus resultados en la Mini Challenge. No fuimos demasiado afortunados deportivamente ya que luchamos por la victoria del campeonato sobre todo las dos primeras temporadas.

Los campeonatos de resistencia a nivel nacional han sido tu especialidad en los últimos años, ¿Consideras que es en esta modalidad donde mejor te defiendes?

Lo cierto es que los últimos años el apoyo de las marcas a campeonatos ha desaparecido casi por completo y lo que se ha “salvado” es el Campeonato de España de Resistencia. Sí creo que me desenvuelvo bien en este tipo de carreras y me pegan un poco más para la etapa en la que me encuentro y esto nos ha permitido conseguir muy buenos resultados.

Compartes competición estas temporadas con carreras de clásicos, donde en alguna te has proclamado campeón ¿Cómo son este tipo de carreras?

Bueno, son carreras diferentes. Nos da la oportunidad de ir a circuitos y meetings irrepetibles, competir en circuitos urbanos con un ambiente muy especial y los coches aunque tienen sus deficiencias a nivel de fiabilidad y rendimiento.Tenemos la suerte de competir con un buen coche -un Porsche 911- y sí que hemos podido conseguir varias poles y victorias.

Este año este compitiendo con un Clio Sport con el equipo Zero Academy-Dale Gas (con el menorquín Faust Salom), ¿Cómo está yendo la temporada?

La temporada en el CER está transcurriendo de forma inmejorable, estamos manteniendo un gran ritmo. Somos líderes del campeonato en el ecuador de la temporada. Así que ahora toca descansar y afrontar la segunda mitad del año lo mejor posible, esperando sobre todo que la suerte este con nosotros.