Los participantes en la primera ‘cacerolada’ planean repetir la manifestación tres veces por semana para “pedir la dimisión” del ejecutivo, al que acusan de “engañar a la población”

Algo más de medio centenar de personas han protagonizado este viernes una ‘cacerolada’ en Laguna de Duero para protestar contra la gestión del Gobierno Central con respecto a la actual crisis del Covid-19. La manifestación ha arrancado a alrededor de las 21:00 horas desde el entorno del Centro de Salud, y ha recorrido la Avenida de Madrid. En su inicio, la concentración ha contado con un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus, “por todos aquellos a quienes no hemos podido llorar estos meses”.

Con proclamas como ‘Gobierno dimisión’, ‘Libertad’, ‘Gobierno Chavista’ o ‘No queremos paguitas, queremos trabajar’, y el sonido de las cacerolas, los manifestantes, muchos de los cuales portaban la bandera nacional, han mostrado su desacuerdo a la gestión del ejecutivo de Sánchez. Lo han hecho bajo vigilancia policial y tratando de guardar las distancias de seguridad, en una marcha que ha transcurrido sin ningún incidente reseñable.

“Hemos pedido a las personas mayores o con patologías que no acudiesen para garantizar su seguridad”, apuntaban algunos de los convocantes, quienes critican la gestión del gobierno “porque ha engañado a la ciudadanía, ha ocultado datos y merecemos un Gobierno que no nos mienta y que asuma responsabilidades para proteger a la población”. Los participantes planean repetir la manifestación los lunes, miércoles y viernes de cada semana, con posibilidad de modificar su recorrido.