Fecha

La concentración convocada por la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad Pública sirvió este sábado para reivindicar un sistema sanitario “público, reforzado y basado en la precaución” para evitar deficiencias 

Alrededor de 150 personas participaron este sábado en una concentración convocada en el Centro de Salud de Laguna de Duero para reivindicar el reforzamiento de una sanidad “pública, de calidad y basada en los principios de la precaución”. Convocada a nivel estatal por la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad Pública, la movilización, que se celebró manteniendo las distancias de seguridad entre sus participantes, sirvió para abogar por “un sistema sanitario reforzado en los entornos rurales que acabe con las deficiencias y las muertes evitables”.

Bajo proclamas como “la lucha es el mejor aplauso” o “la sanidad no se vende, se defiende”, los participantes afirmaron salir a las calles “en defensa de la salud de nuestros pueblos”. “La crisis del coronavirus ha destapado la situación del sistema sanitario en el estado español. Años de privatizaciones y recortes han supuesto un deterioro grave del sistema que protege nuestra salud: atención primaria sin medios para contener la epidemia, hospitales colapsados con pacientes por los suelos, profesionales obligados a decidir a quién intentar salvar la vida por falta de respiradores, residencias de ancianos en las que los infectados y las muertes sin atención han sido la tónica general…”, apuntaba el manifiesto de la convocatoria.

“Todos hemos perdido o conocido a alguien que ha muerto por falta de asistencia o deficiencias en la atención sanitaria. No podemos volver a la situación de partida. Los empresarios del sector pretenden ahondar en la situación de la privatización, en la que la Sanidad se desmantela. Es un problema de todos. Es el momento de luchar para recuperar, y la responsabilidad es nuestra. Hay que establecer un sistema digno en el cuidado de nuestros mayores, centrado en la prevención”, rezaba el texto.

Según se apuntó en la lectura del manifiesto, “La Ley 15/97 ha permitido que empresas y fondos de capital de riesgo se hayan lucrado y continúan haciéndolo a través de los contratos público-privados”. Por todo ello, la convocatoria sirvió para pedir la derogación de esta Ley, “la recuperación de todo lo privatizado y defender una atención primaria centrada en la salud colectiva”. Entre otros puntos se pidió además que la industria sanitaria y las farmacéuticas sean públicas, y se garantice una atención sanitaria “sin requisitos ni excepciones”.

Paralelamente se pidió “unos cuidados con dignidad para nuestros mayores, así como un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad, con el principio de precaución como fundamental en la atención sanitaria a todos los niveles. Para no seguir actuando sobre los síntomas, sino sobre las causas”. En la convocatoria estuvieron presentes representantes de distintas fuerzas políticas del municipio, como Independientes por Laguna, PSOE, Izquierda Unida o Podemos.