El muralista lagunero, conocido por el nombre artístico de ‘PurplePaint’, cuestiona el concepto de ‘nueva normalidad’ y pone en valor la fortaleza de las personas más mayores de mano de distintas técnicas.

Los edificios y paredes de Laguna de Duero han sido los lienzos del artista lagunero Alejandro Valero -conocido como PurplePaint- durante sus trece años de andadura creativa. Una vez más, los muros del entorno del depósito han vuelto a servir como punto de expresión de su inspiración, en este caso de dos murales reflexivos sobre el impacto del Covid-19 en nuestras vidas. Estas dos nuevas creaciones, que han sido presentadas este viernes, junto al alcalde del municipio, Román Rodríguez, servirán para cuestionar el concepto de nueva normalidad, con simbolismo, y para poner en valor la fortaleza de las personas más mayores, a través de una técnica “más realista y tradicional”.

El germen de este proyecto surgió, tal y como reconoce el propio artista, durante los días de confinamiento, “los cuales han servido para hacer reflexión, para ser críticos con la información y para valorar la libertad”. “Este marco ha sido idóneo para llevarme a querer contar de forma gráfica lo que pienso”, comenta Valero, quien subraya que estas paredes están ubicadas en un entorno muy singular que ofrece muchas posibilidades. “Sería interesante que se pudiera crear una zona de pintura libre, para contar, un lugar de comunicación distinto, que vuelva a los orígenes del término arte callejero”, expone.

En cuanto a la primera de sus obras, se trata de un mural con el que cuenta “de forma simbólica la escasa diferencia entre la vida pro-CoVid y el concepto ‘nueva normalidad’. Utilizando el diseño de la interfaz gráfica de Windows95, he creado un mensaje de error con el siguiente mensaje:  ‘El software ‘SociedadHumana’ ha dejado de funcionar por el virus CoVid19.exe’. Las opciones que da a elegir son: ‘Reinstalar valores de fábrica’ e ‘Instalar valores nuevos pero no muy diferentes’. Jugando con el doble significado de la palabra ‘valores’ (de windows y éticos), el sentido del mural radica en que la libertad de decisión no es tal, ni el cambio va a ser tal como para hablar de nuevo o de normalidad”, explica el lagunero.

En el caso del mural grande, es un primer plano del rostro de una persona mayor, trabajado en blanco y negro, con la palabra ‘Resistance’ a color a modo de filtro. “Siendo ellos los que creo más sufren la situación actual, quería destacar el aguante de todas las personas que tienen miedo, de las personas mayores que no han podido ver a sus familiares, de los que han estado solos en el confinamiento, de las personas vulnerables”, destaca Valero.

El artista lagunero cree que el hecho de crear en este espacio “puede contribuir a que se aprecie más este tipo de intervención, que se normalice que haya paredes pintadas, que nos habituemos a verlo entre nosotros y que surjan proyectos de murales por casas, negocios, naves o fachadas, al igual que hay conciertos, teatro, malabares, hay artistas plásticos que pueden tener mucha más presencia en el día a día”. También considera que el confinamiento “ha hecho evidente la necesidad de consumo diario de arte por parte de la sociedad: música, cine, teatro, imagen… Si hay que sacar algo positivo de todo esto, que sirva para que en la ‘nueva normalidad’ el arte tenga el hueco que se merece”, apunta.

El alcalde, Román Rodríguez, ha agradecido su trabajo a Valero y le ha dado la enhorabuena por su iniciativa, ya que ha decidido, altruistamente, emplear sus vacaciones -el lagunero trabaja como docente en un centro educativo de Segovia- en dejar sus creaciones en nuestro municipio, en este caso en unas paredes cedidas por el Consistorio. Los trabajos de PurplePaint pueden ser visitados a través de sus redes sociales en Facebook (@purplewhut) e Instagram (@purple.paint).