Fecha

Desde los Ayuntamientos de municipios de más de 20.000 habitantes afirman que se han sentido “abandonados y sin ayudas propias del Gobierno de la Comunidad” ante los elevados gastos sociales

Los alcaldes y portavoces socialistas de municipios de más de 20.000 habitantes han pedido este martes a la Junta de Castilla y León fondos extraordinarios de más de 50 millones de euros ante los gastos propios y otros ejecutados en competencias ajenas para paliar los efectos sociales del Covid-19, así como la participación directa en la aportación nacional de 16.000 millones a las comunidades.

“Todos han dicho que se han sentido abandonados por la Junta, sin ninguna ayuda y han tenido que triplicar la inversión social”, afirmó el secretario general del PSCyL y portavoz de su grupo en las Cortes, Luis Tudanca, en la que informó de la reunión con regidores de su partido de más de 20.000 habitantes en la que se analizó la evolución del virus y la respuesta dada.

El líder socialista en la Comunidad puso en valor “la responsabilidad, lealtad, diálogo y consenso junto con la sensibilidad y la empatía de los alcaldes y portavoces socialistas en municipios y provincias en la atención, como las instituciones más cercanas, a sus vecinos”.

Los socialistas reclaman a la Junta un incremento del 25 por ciento del Acuerdo Marco de Servicios Sociales, que asciende a 440 millones de euros, ya que consideran que debería financiar el 90 por ciento de ese gasto en el que está la ayuda a domicilio, teleasistencia, ayudas de emergencia o de exclusión social.

Otra de las peticiones es un fondo social extraordinario con la misma asignación al menos que el similar recibido por la Junta del Gobierno, que ha sido de 17 millones, además de una línea de cooperación local de otros 20 millones y otro fondo de 25 millones para la reactivación del tejido productivo, sin olvidar un plan de conciliación personal y laboral cuando se conoce que los colegios no van a abrir hasta septiembre y los padres inician la actividad laboral.

Por otro lado, los alcaldes y portavoces socialistas reclaman la participación directa, intervención y ejecución en el fondo extraordinario de 16.000 millones comprometido por el Gobierno a las comunidades autónomas, cuyo reparto se va a decidir en base a criterios como número de ingresados en hospitales, en las ucis o la población. Igualmente, solicitan disponer del remanente del supéravit para hacer frente a gastos extra e inversiones. “No podemos cargar las competencias, que no le son propias, en las espaldas de los ayuntamientos”, aseveró Tudanca.

Ante la cadena que se produce en la petición de financiación a la administración superior, como las comunidades al Gobierno, éste a Europa y las entidades locales a los ejecutivos autonómicos, Tudanca argumentó que la diferencia está en que “unos además de pedir, hacen”, en referencia a los 200.000 millones comprometidos por el Gabinete de Pedro Sánchez o los 1,3 billones de la Comisión Europea.

Competencias impropias

En este sentido, recalcó que los municipios ejercen competencias impropias por las que han tenido que triplicar su gasto, entre ellas 1,7 millones de las ayudas a comedores escolares. En la reunión, explicó que los regidores se refirieron a la “quiebra” de las residencias o la falta de recursos en hospitales como los de Segovia y Soria, que achacan a los recortes.

El dirigente socialista evidenció como los municipios de la Comunidad gobernados por el PP piden al Gobierno un fondo extraordinario pero se niegan a hacerlo a la Junta, lo que calificó de “inconcebible” y recordó que se rompió por esa propuesta el consenso en la aprobación del plan Covid-19 de la Federación Regional de Municipios y Provincias.

Respecto de la interlocución con la Junta, uno de los aspectos que los regidores socialistas han echado en falta, Tudanca reconoció que “sería un buen marco” para la discusión de la financiación y las medidas la convocatoria de la Conferencia Conferencia del presidente de la Junta y los titulares de Alcaldías y Presidencias de Diputación.