Fecha: 20 mayo, 2014

Laguna de Duero cuenta con esta propuesta desde hace ya unos años, y tiene como objetivo establecer una conexión directa entre las necesidades de los ciudadanos y sus problemas cotidianos, para ser estos trasladados a las instancias políticas oportunas.

Nació en la Cumbre de Rio de 1992, donde se abordaron de manera predilecta todos aquellos temas más relevantes dentro del panorama del medio ambiente a nivel internacional. De ella surgió la Agenda 21, que tiene como fin establecer unas fechas para la consecución de unos objetivos dentro del plano medio ambiental, social, cultural y económico , y en Laguna de Duero contamos con ella desde hace ya unos años.

Consta de un proceso participativo, a través del cual los vecinos aportan cuáles son sus principales preocupaciones sobre el municipio y también sus soluciones. Se tratan temas vecinales con sentido prioritario ofreciendo alternativas que solucionen problemas de nuestro día a día.

También es un punto de información, ya que a estas reuniones acuden  concejales y técnicos municipales, lo que significa un contacto directo entre los ciudadanos y sus preocupaciones. Otro de los puntos favorables de estos actos es que a ellas acuden asociaciones, que sirven también como flujo informativo de las necesidades y preocupaciones de los vecinos del municipio.

Tiene un carácter consultivo a través del cual el equipo de gobierno en cuestión estudia todas las propuestas, rechaza las que no, y tanto en caso afirmativo como negativo, estas tienen una respuesta en la que se expresan las razones del porqué un proyecto sigue hacia adelante o porqué no.

Se reúnen una vez al mes en la Casa de las Artes y la próxima será mañana miércoles día 21 a las 19:30 horas. Abordará el asunto de los Recursos Humanos dentro del Ayuntamiento de Laguna de Duero,  acto al que acudirá el concejal responsable de dicha área.

María Alonso, Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Laguna de Duero afirma que “hay gente que cree que esto lo hacemos desde el Ayuntamiento para intervenir, y nada más lejos de la realidad, las decisiones se toman por consenso y las propuestas se trasladan al gobierno municipal en el plan de acción. La Agenda 21 tiene que ser lo menos política posible, aquí lo que queremos son propuestas de vecinos y mejoras para el municipio”.

Existe un nexo de unión entre Ayuntamiento y Agenda 21, y como comenta María Alonso “lo bueno de que se trabaje desde el Ayuntamiento tiene su lado positivo, y es que la propuesta del plan de acción siempre llega a sus destinatarios, ya que de otra manera estaría desligado».

El proyecto de la acequia y el hecho de tener esta Agenda 21 permitió que la Unión Europea financiara dicha remodelación, por lo que sus organizadores destacan la importancia y participación de esta agenda para el municipio y para el ciudadano particular.