Fecha: 8 octubre, 2020

Desde la asociación de enfermos de Alzheimer y otras demencias afirman haber sufrido un impacto negativo por la irrupción del Covid-19 y ofrecen ahora sus servicios de respiro familiar a domicilio.

AFALA -la Asociación de Familiares de Alzheimer y otras demencias de Laguna de Duero- ha recibido este jueves la visita de algunos integrantes de la asociación UFI-APETTECE para llevar a cabo una terapia asistida con perros y seguir estimulando cognitivamente a sus usuarios de una manera totalmente innovadora. Andrea Sevilla y Juanra del Campo, integrantes de esta Unidad Funcional de Intervención con Animales, con sede en Burgos y Cantabria, han tenido ocasión de trabajar, junto con ‘Horus’ y ‘Celta’, dos canes adiestrados en la materia, ofreciendo una terapia cuyo objetivo es motivar a los pacientes.

“El objetivo es promover el bienestar y fomentar estas terapias asistidas con animales, en las que los perros ejercen de eje motivador para que los pacientes lleven a cabo actividades que normalmente les cuestan. De esta manera mejoran su atención y concentración”, explican los expertos. En el caso de personas con alzheimer y otras demencias, se trabaja la estimulación cognitiva, la lectoescritura, la atención y la orientación temporal. Así, en unas circunstancias como las actuales, en las que a raíz del Covid-19 existe menos contacto social, los perros pueden proveer de bienestar emocional y de contacto físico a estas personas, siempre con todas las medidas sanitarias. “Es una terapia maravillosa, porque reviven recuerdos de su infancia, se despierta la memoria emocional y se practica el movimiento y la psicomotricidad, en un espacio seguro y de tranquilidad”, apuntan.

El proyecto, que se está gestionando a través de AFACAYLE -la Federación Asociaciones Familiares Enfermos Alzheimer- se está llevando a cabo por toda la región, al menos en dos terceras partes de las asociaciones dedicadas a enfermos de este tipo. Se trata de una toma de contacto de la que pueden derivar otro tipo de colaboraciones. Todas estas intervenciones se realizan con perros previamente seleccionados, con un entrenamiento particular en obediencia básica y con habilidades específicas para interactuar con estos usuarios.

AFALA advierte del descenso de usuarios con motivo del Covid-19 y ofrece servicio a domicilio.

Desde la asociación, y pese a este tipo de actividades, advierten que la situación es “crítica” tras el impacto causado por el Covid-19. “La desconfianza de muchos familiares ha provocado que tengamos menos pacientes en nuestro centro de respiro familiar, y a estos enfermos debemos seguir estimulándoles, sea de la manera que sea, así que hemos decidido reinventarnos y ofrecer una terapia cognitiva a domicilio”, avanzan.

De esta manera, cualquier familia interesada puede contactar a través del teléfono 983 52 67 39 en horario de 9:00 a 13:00 y explicar sus necesidades para que las trabajadoras puedan acercarse a sus viviendas a determinadas horas. “De esta forma evitamos que el aislamiento agrave patologías asociadas a este tipo de enfermedades y, además, ofrecemos un respiro familiar para muchas personas”, apuntan. Además, en su sede, ubicada en la calle Pozo, 18, continúan con la venta de mascarillas solidarias y de lotería de Navidad. Todo ello para seguir costeando los gastos y seguir ofreciendo esta ayuda a los laguneros que sufren, en sus entornos familiares, esta enfermedad.