Fecha

La plataforma en defensa del Centro de Salud se reunirá próximamente con el nuevo coordinador para monitorizar los cambios organizativos que se están impulsando desde SACYL hasta la incorporación de un nuevo médico y enfermera, prevista para mayo

La Plataforma ciudadana en defensa del Centro de Salud de Laguna, Viana y Boecillo volvió a reunirse este lunes para analizar la situación actual del centro y acordar las líneas de actuación futuras con respecto a sus reivindicaciones. En esta ocasión tras la reciente incorporación de nuevas organizaciones, como el grupo municipal popular o el AMPA del CEIP Miguel Hernández, la plataforma anunció que, por lo que se ha podido conocer recientemente, “la incorporación del médico y la enfermera a la que se comprometió SACYL no será posible hasta el mes de mayo”.

Según apuntan desde la plataforma, el gerente de zona hizo hincapié, más que en la necesidad de incorporar nuevos facultativos, en la urgencia de reorganizar el centro para optimizar sus recursos. En este sentido, y tal y como se confirma desde el propio centro, se está llevando a cabo en estas semanas un proceso de reorganización, el cual conllevará que los médicos asuman mayor número de horas asistenciales -reorganizando su agenda para ampliar las horas de consulta-. Paralelamente se está implantando un sistema de triaje por el que las urgencias pasarán por el criterio de una enfermera, mientras que se ha estudiado la incorporación de la consulta telefónica y se plantea agilizar la receta electrónica para evitar las consultas que únicamente se realizan para pedir receta. De esta manera se espera resolver el problema de saturación en las consultas y en las urgencias del centro lagunero.

Tal y como se ha señalado, “habrá consulta de pediatría por las tardes, aunque no se incorporará ningún especialista en esta materia ni se destinará ninguno a Boecillo o Viana. Tampoco se incorporará ningún fisioterapeuta o ginecólogo”. Con la premisa de que “la mayor urgencia es que se cubran las ausencias”, desde la plataforma se acordó dar un breve margen de tiempo para comprobar si la reorganización resuelve el problema. En este sentido, el próximo 15 de febrero está previsto que se convoque una reunión con el nuevo coordinador del centro; una reunión que servirá para conocer de primera mano qué cambios se han producido y si estos son efectivos.

“Vamos a ver cómo funciona el centro a pleno rendimiento, y en función de eso estudiaremos qué reivindicaciones hacemos”, apuntaron desde la plataforma, que no obstante se mantendrá vigilante para que se cumplan todos los compromisos del acuerdo adoptado por SACYL. Pese a este margen, avanzan que insistirán en algunas reivindicaciones a las que no renuncian, como las de la incorporación de un ginecólogo o la del pediatra para Boecillo, así como que se cumplan las sustituciones de los médicos de baja. Otro de los puntos acordados fue agilizar el proceso para convocar, con inmediatez, el Consejo de Salud, después de un período inactivo.