Fecha: 28 mayo, 2017

La comitiva que arrancó desde la Plaza de los Lavaderos recorrió un total de 11 kilómetros en un recorrido que llegó al Pinar de Antequera

Diversión y concienciación en familia. Estos eran algunos de los objetivos de la XX Edición de la Bicicletada contra la Droga, organizada por el Ayuntamiento de Laguna de Duero a través de la Concejalía de Juventud. Un total de 800 personas, se dieron cita un año más para recorrer los cerca de 11 kilómetros de esta marcha cicloturista. Familias y vecinos se echaron a la calle para disfrutar de una amena jornada con el deporte como claro protagonista, donde el buen tiempo respeto a los presentes. Puntuales a las 11 de la mañana tomaba dirección del Pinar de Antequera la comitiva de la marcha.

Ya en el Pinar, y cercanos a la playa de Puente de Duero, los presentes pudieron disfrutar de un rico avituallamiento -cortesía de patrocinadores como Frutas Laguna y Obrador Castellano -. Allí se llevó a cabo el tradicional sorteo de regalos sufragados por Ciclos Vima- y de una  bicicleta , esta última  adquirida por parte del Ayuntamiento de Laguna de Duero.

El punto culmen de la marcha tuvo lugar con la lectura de un manifiesto a cargo de Iván Botellas, presidente del Club Botistrong , en un acto promovido por la Federación de Ciclismo Valencia a nivel nacional tras el trágico accidente de Oliva ,  donde hasta tres ciclistas perdieron la vida el 3 de Mayo . El manifiesto, que rezaba el título de “Respeto, no más ciclistas muertos por una ley justa”, hacía alusión a la petición unánime del colectivo ciclista de mayor respeto en la carretera. “No podemos permitir que salir a las carreteras con una bicicleta será un ruleta rusa”, aclaraba el texto. El escrito se cerraba con varias reivindicaciones que pedían entre otras cosas sanciones y penas más duras para los que provoquen estos accidentes, o mayor presencia de agentes en las carreteras más frecuentadas por los ciclistas” concluía en su expositivo..

En torno a las  12 del mediodía el pelotón ciclista retornaba a la localidad, para cerrar así una jornada de ocio en familia. La concejal delegada del área de Juventud, Estela Crespo aclaraba como “esta edición tiene claramente dos fines, que son el concienciar a la población del no uso de las drogas a través de un ambiente saludable y familiar, y reivindicar sea ya de paso el respeto a los ciclistas en la carretera”.