Nacen dos perros verdes en Laguna

Nacen dos perros verdes en Laguna

Uno de los cachorros, de raza podenco, murió debido a su débil estado de salud, mientras que el otro está perdiendo el color progresivamente. Expertos en reproducción de la Facultad de Veterinaria de Madrid analizan el caso y aseguran que no se había visto nada parecido en España.

Ser más raro que un perro verde ha perdido el sentido como refrán. Al menos en Laguna de Duero, donde el martes pasado venían al mundo dos cachorros un tanto llamativos: a diferencia de sus hermanos presentaban un fuerte color verde fosforito. La sorpresa llegaba a la vivienda de Aída y Manuel Vallelado, expertos criadores de perros que, además, son propietarios de la Rehala los Basares. “Hemos tenido alrededor de 40 camadas en esta casa”, explicaba Aída Vallelado, afirmando que al ver que dos de los cinco cachorros eran verdes pensó que era alguna suciedad y trató de limpiarlos, “pero por mucho que frotaba no se iba el color”.

Una de las crías, descendientes de una perra de raza podenco-grifón que les acogió con total normalidad, moría a las pocas horas por su estado de debilidad. Poco después se presentaba al lugar el veterinario, Daniel Valverde Fernández, procedente del Centro Colmillos y Zarpas de Cuéllar. El profesional afirmaba no haber visto nunca algo parecido y comenzaba su labor de recogida de muestras para la posterior investigación científica.

IMG-20140610-WA0005

Una semana después del extraño acontecimiento el segundo de los cachorros evoluciona favorablemente, aunque está perdiendo su pigmento de manera progresiva. Desde la Clínica, Daniel Valverde asegura que aún queda tiempo para que pueda llegar a conocerse el origen de esta insólita pigmentación, y avanza que se están haciendo pruebas de virus y bacterias. Desde Cuéllar se han puesto en contacto con la Facultad de Veterinaria de Madrid, cuyos profesionales aseguran no haber visto ningún caso similar en España, y afirman que “no existe nada relacionado con ello en la bibliografía veterinaria”.

Aída y Manuel Vallelado no se explican cómo ha podido ocurrir este fenómeno en su casa después de tantos años criando perros, pero tras un inciso cuidando con especial atención a este particular recién llegado continuarán sus labores de cría y adiestramiento canino. Como profesionales y diestros organizadores de su rehala (jaurías de perros utilizados en la caza mayor) se consideran en profunda sintonía con los canes, y demuestran que aunque a veces es difícil sacar adelante a las crías al nacer, con esfuerzo atención y cariño pueden conseguirlo.

IMG-20140610-WA0004