José Irala, una historia sobre cuatro ruedas

José Irala, una historia sobre cuatro ruedas

El onubense se acercó a Laguna de Duero para reivindicar una mejor accesibilidad en las ciudades y medios de transporte para personas con discapacidad, en una lucha, que le ha llevado a recorrer España, Europa y Latinoamérica

25 años lleva este andaluz recorriendo con su silla de ruedas medio mundo. Él es José Irala, de 49 años de edad y natural del municipio de Aroche (Huelva). Una meningitis a los tres años le provocó una distrofia muscular, por lo que su silla de ruedas paso a convertirse en el protagonista de su vida.

Varias vueltas a España, viajes por Europa y Latinoamérica han dado cuenta del espíritu reivindicativo de este hombre, que a través de su “vehículo de vida” ha tratado de trasladar allí por donde ha pasado la necesidad de acabar con las barreras arquitectónicas. “En España aún nos queda mucho por hacer. Viajas a Europa y la gente te trata tiene otra conciencia la necesidad de acabar con los problemas en la vía diaria para los minusválidos”.

Su estancia en Laguna de Duero ha llegado por casualidad, y fruto de un infortunio en su silla de ruedas. Gracias a la asamblea local de Cruz Roja en Laguna de Duero, ha podido encontrar la ayuda necesaria para poderla reparar, comer, y sobre todo encontrar un sitio donde dormir. “Gracias a la ortopedia Orto-Laguna he conseguido que me vuelvan a poner la silla a punto de manera gratuita “, pues en este viaje de José, el siguiente lugar donde parará será la vecina localidad de Olmedo.

La presidenta de la asamblea en Laguna de Duero, Pilar Feijoo , reconoce como “una llamada al 112 alertó de los problemas de José en la carretera, por lo que acudimos en su busca” ya que este se encontraba en plena nacional 601 sin poder continuar. Estos días se ha hospedado en un hotel de la localidad lagunera, y en apenas en dos días casi todos ya le conocen, gracias en parte, a su buen humor y al talante de un hombre que lucha día a día para que la sociedad sea más justa con los suyos.

Irala actualmente cuenta con una ayuda por minusvalía de 350 euros al mes, por lo que sobrevive en parte gracias al buen hacer de aquellas personas que deciden ayudarle en su causa con pequeñas propinas o aportaciones con ropa y alimentos.

A parte de su tour por España, José también ha visitado Francia, Italia, Portugal, Suiza o Alemania. Latinoamérica también ha sido uno de los lugares donde ha llevado su reivindicación, yendo desde Méjico a la pampa Argentina. Su próximo objetivo será llegar a Asia, donde este “héroe de vida” continuará dando ejemplo no más allá de sus 25 kilómetros diarios de autonomía que le aporta su silla de ruedas.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

de nuestra política de cookies.

ACEPTAR